11.8.22

Democracia sin adejtivos

Esto de hace unas semanas, de Arias Maldonado en La Lectura, sobre la democracia y sus adjetivos, es de obligado repaso: liberal, constitucional o representativa. Las sociedades abiertas son plurales, nos recuerda el autor, y eso es algo que no soporta el populismo. 

No hay mucho más...

Como dijo Sartori y se recuerda en el texto: "el utopismo democrático genera descontento con la democracia realmente existente y le exige cosas que no puede dar."



7.8.22

El fondo de César Antono Molina

El gallego César Antonio Molina, insospechado ministro de Rodríguez Calomarde, ha donado parte de su biblioteca a los gallegos de la provincia de La Coruña. Más datos, aquí.  

4.8.22

La Rusia blanca

Me hice en Segovia con el ensayo de José Ángel López Jiménez sobre Bielorrusia, la última república soviética, editado por Báltica. Un buen acercamiento para conocer a un Estado que, al revés de lo que ocurre siempre, no ha sido capaz de generar una nación que lo sostenga de manera moral y emocional. Un país en el corazón de las Tierras de Sangre

Un mal lugar para nacer o vivir desde hace más de doscientos años. 

3.8.22

Hogares calentitos, de nuevo

Un hogar calentito, nos dijo el sacerdote. Construido desde el mar y desde la montaña.

Un hogar en el que hacer frente, lo dijo el maestro, a la perpetua sorpresa de existir:

"Vivimos aquí, ahora -es decir, que nos encontramos en un lugar del mundo y nos parece que hemos venido a este lugar libérrimamente-. La vida, en efecto, deja un margen de posibilidades dentro del mundo, pero no somos libres para estar o no en este mundo que es el de ahora. Cabe renunciar a la vida, pero si se vive no cabe elegir el mundo en que se vive. Esto da a nuestra existencia un gesto terriblemente dramático. Vivir no es entrar por gusto en un sitio previamente elegido a sabor, como se elige el teatro después de cenar – sino que es encontrarse de pronto, y sin saber cómo, caído, sumergido, proyectado en un mundo incanjeable, en este de ahora. Nuestra vida empieza por ser la perpetua sorpresa de existir, sin nuestra anuencia previa, náufragos, en un orbe impremeditado."

 


2.8.22

Personas que actúan

El otro día Irene Vallejo en El País Semanal: en latín la palabra “persona” nombraba la máscara del actor. Quién no interpreta un papel, en mayor o menor medida, aunque sea para parecerse a quien desearía ser.

A mayores, Como escribe el filósofo Jorge Freire en su ensayo Hazte quien eres, “según comparecemos ante otro, ya somos personaje. La fachada es necesaria, a despecho de lo que la casa albergue en su interior

1.8.22

Dos mundos

El Drama catalán no es la presencia del carlismo, tantos años después, en la vida pública. No. El gran drama es cómo el socialismo antaño cosmopolita le ha comprado la mercancía averiada a ese mundo. 

Esta frase en la Tercera de hoy de Sergi Doria en ABCPujol se diferencia de Maragall en el nacionalismo católico y la reducción de la catalanidad a la lengua: «En casa existía una mezcla entre catalán, castellano, andaluz, por los orígenes de Jerez de la Frontera y por haber estudiado mi madre en Madrid, al mismo tiempo que hacíamos servir el inglés», confesará Maragall.

El alcalde encarna la ciudad liberal y cosmopolita. Pujol, el ruralismo carlista que acabará impulsando el proceso secesionista


31.7.22

Lo que somos

Cercas, el otro día en El País semanal, a vueltas con le horror que habita en nosotros: 

Bataille llamó a ese lugar la parte maldita, o el Mal. “Hay en cada hombre un animal encerrado en una prisión, como un esclavo”, escribió en 1929. “Hay una puerta: si la abrimos, el animal se escapa como el esclavo que encuentra una salida; entonces el hombre muere provisoriamente y la bestia se conduce como una bestia”.

Y yo recordaba, al leerlo, el mítico Incendies de hace una década ya: somos casas habitadas por un inquilino del que no sabemos nada. Cómo pasa el tiempo...