9.6.21

Ciudades y tal

Siempre me interesa Suketu. No estoy de acuerdo con él en muchas cosas, pero sus reflexiones me hacen pensar. La nacionalidad como la mayor lotería. La biblioteca como palacio para los pobresj en todos los países. No se pierda esto el otro día, en El País


1 comentario:

Anónimo dijo...

Está muy bien y es hermoso hablar desde abstracciones teóricas, y eso le encanta a los políticos.

Pero bajemos a lo REAL. Sugiramos a este tal Suketu que elimine unas fronteras muy concretitas, las de su casa, donde duermen su mujer e hijos (si los tiene). ¿Odio las fronteras? Sin fronteras no hay casa, lo que hay es la barbarie.