20.5.22

Sostres y Su Majestad

Estuvo brillante Sostres el otro día hablando de la vuelta del rey Emérito. Brillante y provocador, pero no le falta un punto de razón al fondo del razonamiento. Y es que a mí también "Me gustaba más aquella España gastona, esperanzada, en que los lectores leían y los oyentes escuchaban en lugar de estar todo el día dando la tabarra en las redes sociales con sus absurdas opiniones que menos no podrían interesarnos. Me gustaba más aquella España conciliadora, respetuosa, que se ponía en pie cuando el Rey entraba, que las cosas las quería mejores y no sólo más baratas".

19.5.22

La infancia

Es la infancia la que nos hacer ser lo que somos. Esa infancia feliz, que fue la mía, o desgraciada, que de todo hay. Contaba Antonio Colinas el otro día en La Opi que "Siempre para el escritor la infancia y la adolescencia suponen una referencia. Mis veranos en Vidriales me han marcado mucho. El origen para un escritor es como un manantial que no cesa de manar."

Una provincia por ti amada es la infancia...

18.5.22

Desde el siglo XIX

Grande Alejandro Nieto, en una entrevista para enmarcar. El hombre que me abrió la puerta a entender, en la carrera, cómo funcionan de verdad los gobiernos. El hombre que me enseñó, años después que la España de hoy es hija -hija, no nieta- de la década moderada.  

Sobre el campo: El ciudadano normal no sabe lo que es la naturaleza. Se cree que la naturaleza es un trozo verde que hay alrededor de la terraza del restorán donde él está comiendo. Y no. Hay que pisar el campo. Y que te duelan los pies. Y que en invierno haga frío y que cuando sople el viento se te pongan las narices coloradas. Y que cuando haga calor te achicharres. Y que cuando haga frío llegues a casa y te esponjes calentándote. O que apresures el paso cuando veas un árbol para ponerte a la sombra en verano. 

La tierra de uno: A los treinta y los cuarenta años qué emoción era conocer Turquía, conocer Marruecos, conocer Bolivia. Y a los noventa años digo: como mi pueblo nada.

Vivir en otro siglo: Yo de hecho no vivo en el siglo XXI, ni en el XX, vivo más en el XIX. Pero en el XXI tengo todavía muchísimas cosas que no quiero abandonar. 


16.5.22

Las vacunas que no lo son

De la pandemia salimos entendiendo que los ataques contra la ciencia occidental no son más que bobadas. Y que no hay nada peor que el nacionalismo en la ciencia. Todo en este párrafo, el otro día en El EconomistaUn alto ejecutivo de Pfizer señala a elEconomista que Pekín ha firmado un gran pedido de su antiviral, Paxlovid, para evitar las muertes por coronavirus. El ejecutivo de Pfizer evalúa solo en un 26% la eficacia de la vacuna china, Xinovac, frente al 90% de la producida por ellos. Si se tiene en cuenta, además, que menos de la mitad de la población está vacunada, apenas un 12% de la población estaría inmunizado. China puede tardar meses en someter bajo control al virus.

Xinovac es una basura, pero ya se sabe que "no se llevan malas noticias al despacho del Zar."


15.5.22

Madrid se va (VI)

La vieja estación del Norte. Me pasa un poco como a Nieto, que el otro confesaba que vive en el siglo XIX. A mí la estación me suena a la estación por la que salieron Sagasta y otros líderes de la sublevación de San Gil en junio de 1866. Hasta que no estuvieron fuera del país no se les condenó a muerte. 

Bueno, que me lío, el caso es que ahora la vieja estación se transforma un hub de música: estudios de grabación, espacios de cocreación, y todo ello disponible las 24 horas al día en The Music Station.  

Ciudades creativas, las llamó Richard Florida, mientras Madrid se va...


14.5.22

La tuya tierra

El estremecedor poema póstumo de Lope de Vega a su hijito Carlos Félix, muerto con apenas seis años a principios de junio de 1612, cuando su padre contaba ya con cincuenta años, un hombre anciano para la época. En el poema le dice: "Yo os di la mejor patria que pude para nacer."

Todo el poema estremece, también cuando termina pidiendo a Dios que "a pesar de la sangre que procura / cubrir de noche escura / la luz de esta memoria, / viváis vos en la mía; / que espero que algún día / la que me da dolor me dará gloria"

Al año siguiente muere su esposa Juana de Guardo y, en medio de una crisis vital y espiritual monumental, el fénix de los ingenios se ordenó sacerdote en mayo de 1614. Y no lo culpo  


13.5.22

Aquella España

Si hay una España fascinante es la década de los sesenta. Se entró en ella con el Plan de Estabilización que quería sacar de la postguerra a un país pobre y se salió con un país moderno y lleno de turistas. Es una década en la que se mezcla un país que se iba con uno que llegaba. Lo veo en las memorias de Savater, su Mira por dónde. El perfil, por ejemplo de Leopoldo Eulogio Palacios, un hombre que parece lejano y desde luego no contemporáneo a otros como Alfredo Deaño o el propio Fernando Savater. Hubo muchos otros, desconocidos ya para el gran público, como Adolfo Muñoz Alonso -de Peñafiel-, Bartolomé Mostaza Rodríguez de Medio, que no supieron adaptarse al mundo que llegaba. Murieron sin entender que el mundo al que sirvieron se les había escurrido entre los dedos...