5.3.21

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos (II)

Una de las cosas más interesantes del Jinete pálido es que se publicó coincidiendo con el centenario de la gripe, sin pensar lo que vendría después. 

Las oleadas fueron tres:

- Todo -parece que- comenzó el 4 de marzo de 1918 cuando un recluta de un campamento militar en Funston -Kansas- se acercó a la enfermería por lo que parecía ser una gripe. La pandemia viajó desde aquel día por todo el planeta; en España incluso enfermó el rey, pero a finales de junio -llevándose por delante a Julián Juderías, por cierto, pareció remitir, aunque no llegó a desparecer. Pero más de los soldados británicos enfermaron aquella primavera. 

- En agosto regresó transformada. La segunda oleada fue la más letal. A mitad de mes la gripe estaba en el triángulo formado Sierra Leona, Boston y Brest y se movió por el movimiento de las tropas. No es extraño que aquel otoño fuera el más terrible. 

- La última oleada, empero llegó en enero de 1919 y desapareció sin dejar rastro a los pocos meses. 


4.3.21

Vendrá la muerte y tendrás tus ojos (I)

Magnífico El Jinete Pálido, de Laura Spinney. De lo mejor de este año. Algunas cosas de interés, que luego se me olvidan. 

- El legendario trancazo, la a gran gripe rusa de 1889 mató al menos a un millón de personas al menos -entre ellos a nuestro Amadeo I-. Sin su influencia no se entiende, señala la autora, el clima de cinismo y hastío del final de siglo. 

- Nadie había visto un virus en 1918 y nadie sabía  bien lo que eran. La ciencia los conocía por sus efectos, pero faltaban décadas para que aún pudieran verse a un microscopio. Quizá por esto, para la cultura popular los virus seguían siendo, como pasó con el trancazo, un castigo de Dios. 

- Aquel era un mundo cercano al nuestro pero, a la vez, sensiblemente lejano. La población era muy poco saludable en todo el mundo, no solo en España. Interesante lo del "horrible ejemplo" que cuenta la autora: de los 3,7 millones de soldados sometidos a reconocimiento médico por los Estados Unidos, unos 550.000 fueron declarados no aptos, y la mitad del resto tenía alguna deformidad o problema físico. Aquello convivía, en todo el mundo, no solo con una formación muy deficiente de los médicos, sino con una legitimidad de todo tipo de supercherías y supersticiones paramédicas.  



3.3.21

Elecciones y trampas en Cataluña

Vaya por delante que no hay sistemas electorales buenos o malos. Si los actores que actúan en el ecosistema lo consideran legítimo, cualquier sistema es bueno. Pero lo de Cataluña es escandaloso. La provincia de Barcelona elige quince diputados de los que le corresponderían en función de su peso demográfico. Y Lérida, la Lérida del enano Ribadulla, elige casi el doble.

Es jugar siempre en campo contrario. 

2.3.21

El dandy frío

Nos pusimos en Filmin con la Anatomía de un Dandy, la película documental sobre la vida de Francisco Umbral. Complementa bien lo que cuenta Anna Caballé en El frío de una vida, su biografía más precisa. El documental recorre bien la vida del que quizá fue el mejor prosista de la España del último tercio del XX. El primer columnista al que empecé a seguir, ya en su época en El Mundo. Aún tengo guardadas, en la mi casa, recortes con varios de sus placeres y sus días

Mi problema es que leía el libro de Caballé antes de haber sido padre, y claro, no fui consciente de cómo quedó marcado tanto por una infancia fría -sin padre y con una madre que muere cuando él es joven- y la muerte de su único hijo, Pincho, cuando apenas tenía cinco años, víctima de una leucemia cruel. Descubro que fue un padre entregado a su hijo, quizá recordando el amor que no tuvo de niño. Es imposible ver esas escenas, si eres padre, sin un nudo en la garganta: hacia la mitad del documental, hablando de esta muerte,  una confesión que creo que solo entiendes si has sido padre. “El niño ya es sagrado”. “El hijo se constituye en criatura aparte de la creación”. La madre, María España, diciéndole a su marido: “mejor no nos vamos a cambiar de barrio por si vuelve Pincho”. Un golpe desolador, como del odio de Dios que escribió César Vallejo. 

No llegó a asimilar nunca la muerte del hijo-niño: España y él quedaron “mortalmente vivos” y “ensordecidos de tragedia” como escribió en Mortal y Rosa. Umbral nunca se recuperó. Dirigiéndose al niño, a la eternidad, y quizá a todos nosotros, confiesa que “Solo he vivido cinco años de mi vida, los cinco años que vivió mi hijo. Antes y después, todo ha sido caos, y crueldad”. 

Un documental tan magnífico como desolador...

1.3.21

La otra cara del crecimiento chino

Hay mucho mito con el tema chino. Mucho. Solo vemos lo que el régimen quiere que veamos. Por eso hay que leer esta reflexión que hacía el otro día Lorenzo Bernaldo en Actualidad EconómicaLos niños en las zonas rurales no solo adolecen de unos niveles educativos muy bajos, sino que no tienen cubiertas otras necesidades básicas. La mitad de ellos están mal alimentados y una proporción equivalente de niñas pequeñas están tan retrasadas que sus CI nunca exceden de 90. Más del 30% de los estudiantes rurales presentan problemas de visión, pero no tienen gafas, etc

Es lo que hay. ¿Este es el mundo que viene?



26.2.21

Aquel Brasil, aquella identidad

Me puse en Movistar, la rapaza trabajaba, con el Brasil del 70. Aquel mundial del que tuve de niño un álbum de cromos, mi primer álbum de cromos.  Está muy bien recordar aquella final mítica, pero está mejor entender lo que supuso el triunfo para aquel país. Las identidades nacionales son una cosa tan sólida y tan evidente que, como dice uno de los protagonistas del documental: "El Brasil de 1970 redefinió la identidad de la nación". 



Tal cual. 

25.2.21

Lucía y la infancia

Esta maravillosa pieza con la que Lucía Méndez nos premió a los lectores el sábado sobre la familia, la paternidad / maternidad y la infancia. Este párrafo: "El arrepentimiento de la soberbia llega el día que nacen los hijos y, de la noche a la mañana, se pasa de hijo a padre. Ya no pides la mano de tus padres. Ahora eres tú quien tiene que dar la mano y cuidar a la nueva familia. La orfandad es lo peor"

Y léanselo entero, porque la última frase es (para muchos) una verdad tan incómoda como lapidaria... 

24.2.21

El golpe por fuera y por dentro

Yo era un niño. Nada más. Y apenas tengo un par de recuerdos. Estoy con mi madre, e imagino que con la mi hermana, en una mercería que hubo hasta hace pocos años en la esquina de abajo de la calle. Supongo que la señora tiene la radio puesta, deben de ser las seis y algo de la tarde. Inquietud en mi madre, que me coge de la mano. Golpe de Estado. No entiendo bien. Llegamos a casa, mi padre lo repite: Golpe de Estado. Se veía venir. Y en mi cabeza el concepto era un señor llamado Estado -debía de ser muy importante- al que alguien le había pegado un golpe. Poco más

La clave del golpe me la dio -muchos años después, pero no frente al pelotón de fusilamiento, Eduardo A. mientras cursábamos el master de Gestión Pública. Estábamos comiendo y debía de ser un 23F también. Nos contó que estaba haciendo el servicio militar en El Goloso -quizá fuera en otro sitio, han pasado veinte años- y que los formaron y les fueron dando instrucciones: todos a los carros y a posicionarse en arterias clave de la ciudad. Un capitán preguntó: "Mi general, y una vez allí, ¿qué hacemos?". Si un capitán preguntaba esto, es que el golpe no iba a triunfar.


23.2.21

Sociales

Estamos aquí por nuestra capacidad para establecer redes. Por nuestros contactos. Por nuestra capacidad para generar identidades. Qué interesante esto que escribía Guillermo Altares el otro día en El País. Estamos aquí porque somos capaces de cotillear. Qué cosas, eh?

22.2.21

Cosas de Sanabria

Me encontré con esto: el 1 de enero de 1918 el diario La Rioja de Logroño recogía en su sección sobre el Registro Civil que el día anterior 31 de diciembre de 1917, había muerto en la ciudad Eduardo Mato Rodríguez, de sesenta y un años y natural de la Puebla de Sanabria.

Murió hace un par de semanas el chirla. Un hombre rubio y bueno, que jugaba al fútbol como los ángeles cuando yo era aún un niño. Que la tierra, la nuestra tierra, te sea leve 

21.2.21

La sombra de nuestros primos

Es una sobra alargada. Quizá este siglo sea la centuria en laque descubrimos que "ni todos los humanos nacemos iguales" ni aquellos hombres eran tan bárbaros como pensábamos en el XX. No se pierdan esto del Confi, sobre el virus y tal. 



20.2.21

Cioran y el Imperio

 Llego, a través del universo Arcadi Espada, a esta bitácora de Diarios Letrados con este bellísima cita del malvado Cioran en la cabecera. ¿Cómo no suscribirla por completo?




19.2.21

Bond, el Brexit (Para leer al Pato Donald, años después)

Me pongo con lo de Eduardo Valls Oyarzun, un ensayo sobre el mítico agente titulado James Bond contra el Dr. Brexit. Hay que ser más experto en el hijo de Fleming de lo que yo imaginaba para seguir el texto, así que no tengo claro haberlo entendido del todo. En cualquier caso, una buena reflexión sobre la identidad británica, su colonización con lo inglés (¿Existe alguna razón para permanecer unidos si ya no existe el Imperio?) y el futuro que le espera a esa identidad una vez consumada su salida de la Unión. Si "el puesto de Bond en el mundo es el puesto de Gran Bretaña en el mundo" seguir su rastro desde los años sesenta nos muestra cómo ha ido cambiando una identidad postimperial y cada vez más difuminada. Así son las identidades: variables y caprichosas, como corresponde a una creación cultural. No es extraño, por lo tanto, que "La comprensión del pasado imperial por parte de muchos británicos, así como del futuro de su país o el modo en que se percibe Gran Bretaña en el mundo no es en gran parte sino mito y nostalgia" (Danny Dorling)

Hay muchas visiones de Bond en el imaginario británico, y sorprende por ejemplo que para los tory más conservadores "Bond representa la decadencia del Imperio", por su cosmopolitismo y su esnobismo, ligado a lo británico pero diferente de lo inglés. Me interesó menos la parte de la evolución de la masculinidad del personaje y su relación con las mujeres. 

PS: "Estos tiempos no son tan modernos como nos gusta pensar", como señala Jeremy Black



18.2.21

En bancales

Una de las cosas más fascinante de los paseos de la mi infancia son los bancales. El mi pueblo está construido en bancales, irregulares, pero bancales. Desde la mi casa hasta la plaza, cuando uno baja, tiene siempre una pared a su izquierda. Hace muchos años que me fijé. Es una forma inteligente de aprovechar el terreno...

Y en estas me topo con un artículo sobre Almedinilla un recinto amurallado en la Córdoba ibera. En el artículo hablan de esto "Lo escarpado de la orografía les obligó, además, a construir bancales donde ir asentando las construcciones. “Estas estructuras cumplían una cuádruple función arquitectónica: en primer lugar, permitían ganar espacio útil a la montaña; en segundo lugar, contenían los empujes que generaban las construcciones que se ubicaban en cada terraza; en tercer lugar, servían de calles para distribuir la circulación en el interior del poblado y, en último lugar, facilitaban la evacuación de las aguas sin generar escorrentías

Era por eso, claro. 



17.2.21

Los Guardias

La prensa de provincias en domingo. Un lujo en papel. Tocaba el Heraldo el otro día, y me topo con este artículo de Guillermo Fatás, hablando de un libro (Libro de honor) en recuerdo-homenaje a los más de seis mil guardias civiles muertos desde Manuel Montano, aquel verano de 1845. El libro, a cargo de Miguel López y Rafael Hernández, ha sido editado por la Fundación Guardia Civil, aunque no es sencillo de encontrar.

16.2.21

Blancos que mueren

Esta entrevista que le hizo Pablo Pardo a Angus Deaton un domingo en El Mundo. Los blancos también mueren. Y sobre todo los blancos pobres. A vueltas, además, con el orgullo que genera una identidad -aunque sea laboral.

Muy buena este ensayo sobre las Muertes por desesperación...


El griterío constante

El maestro Espada, el domingo en su tribuna: "La cuestión es que para agradar a La Vanguardia —que es la intención prioritaria del español acomplejado— Casado había mentido: en octubre habló y defendió a la Policía. La razón inmediata de que un político mienta es que espera obtener réditos: en este caso que La Vanguardia le pase la mano blanda y episcopal por el lomito. Casado sabe, también, que la exhibición de su mentira no va a reportarle perjuicios. Tiene motivos próximos y fundados para pensar así: el alud de mentiras de sanchez le ha permitido llegar a presidente; y desde ese día ha seguido mintiendo sin mayor erosión aparente. Quizá haya decidido imitarle. Aún hay otra hipótesis, más inquietante: que Casado dijera lo que dijo a La Vanguardia sin recordar lo que dijo a TVE el 3 de octubre. Esto supondría que ni creyó en lo que dijo entonces ni cree en lo que dice ahora. La hipótesis cuadra con el modo contemporáneo de hacer política. Este griterío constante que abronca a cualquier convicción".

15.2.21

Una izquierda perversa

 Todo esto viene del 68. Todo. Esa izquierda, tan perversa como arrogante, contra la que nos prevenía Sorman el otro día en ABC. Ideal para leer un día depresivo como este


13.2.21

Hablaba del Imperio, pero se refería a nosotros

Alfred Tennyson, uno de los grandes poetas laureados de la época victoriana escribió en relación con aquel imperio que “Ya no somos la fuerza que antaño / movía cielo y tierra; lo que somos es lo que somos, / un único temperamento de corazones heroicos, / debilitado por el tiempo y el destino” .

Él escribía pensando en su Imperio, pero nosotros sabíamos, ¿verdad Hermanu,  verdad Bascu, verdad Manu, verdad Sugar, que lo hacía pensando en la nuestra tierra...? 

12.2.21

Vistas y pendiente de ver

Vimos, por fin Antidisturbios. Una buena aproximación a la vida de la gente que reparte hostias en nombre de la violencia legítima. Las últimas terminales del Estado son siempre las más cenagosas. Una cosa es hablar de ello y otra que alguien te pegue de manera legítima.



Buena trama, bien filmada y fantásticos algunos de los actores, como Vicky Luengo o Patrick Criado. Buen momento del cine español.

Tengo pendiente por cierto La ley de Coomey, pero por el camino hemos empezado por el Gambito de Dama. Dos capítulos tan buenos como depresivos. No sé si seré capaz de acabarla...

Y la que me hago encima es la Anatomía de un Dandy. De este finde no pasa.

PS: "¿Carmen Calvo? Es una mujer muy culta, ve muchas series..." (P. Iglesias, vicepresidente del gobierno del Estado)



11.2.21

Aquel mundo que se va

El maestro Cuartango ayer en ABC, a vueltas con la muerte de David Gistau y ese mundo que ya ha desaparecido. Ese futuro que intuyo cuando llego a la mi tierra cada vez que voy: "Cuando volvía a la mañana siguiente a Madrid en mi coche, me detuve en un área de descanso de la autovía que hay antes de llegar a Briviesca. Está en un promontorio y ofrece la mejor vista de la comarca de La Bureba, enmarcada por los montes Obarenes. Veía el ziz zag de la carretera que asciende a Frías, donde antaño sobrevolaban los buitres. Y, en lontananza, Poza de la Sal, el pueblo de Félix Rodríguez de la Fuente, al que yo conocí en mi niñez en un bar al que había entrado con un halcón en el brazo.

Sentí que el mundo de mi infancia, cuando yo recorría los pueblos de La Bureba con mi tío, había desaparecido para no volver. El pasado era una pesada losa imposible de levantar. Mi tío Ventura, por el que tenía un gran afecto, había muerto hace muchos años al igual que mi padre y otros muchos de su generación. Aquel paisaje ya no significaba nada, me era ajeno, tan sólo un doloroso testimonio de demasiadas lejanías."

Nuestros mundos. Los que se van... Hoy comentaba como mi Lord Chisum que se van los nuestros. Soñábamos con envejecer en la nuestra tierra y quizá ya no quede nadie... 




10.2.21

Esa música

"Pon esa música de nuevo / son un montón de recuerdos". Me puse con el documental sobre Enrique Villarreal, El Drogas, una cosa a medio camino entre la melancolía y lo hagiográfico:



 

Lo peor es que el documental se centra mucho en sus últimos años y poco en los clásicos, poco en los años en los que sus letras y su música fueron gran parte de la banda sonora de nuestra vida. Hay un momento en el que, tras Txarrena, le perdí la pista. Aunque quizá eso no sea lo peor: quizá lo peor sea ver en directo el resultado de años consumiendo drogas sin parar, tal y como confiesa el protagonista: dificultades para articular frases sin errores gramaticales, y todo ello para ofrecer un tipo de pensamiento que está a medio camino entre el chamán del barrio y el cuñado paliza de cada verano... 
En fín, qué cosas escuchábamos, eh Hornuez?

PS: la misma semana de 1978 en la que Germán Rodríguez (militante de la LCR) muere a manos de la policía en Pamplona, la organización terrorista de extrema izquierda ETA asesinó el miércoles día 5 a Domingo Merino Arévalo (dejando huérfana a una hija de seis años) en Zarauz. El domingo día 8 asesinó en Lemona José Javier Jáuregui. Pocos días antes de la muerte de Germán, ETA había asesinado a tiros al periodista José María Portell, padre de cinco hijos. Por poner en su contexto todas las violencias... 

9.2.21

A vueltas con el pasado

Rematé Dile que la quiero, del mi maestro y amigo Luis M Esteban. Una novela de iniciación con mucho de autobiográfica y una reflexión de fondo sobre el sentido de la vida. Sobre la disociación -imposible- entre el éxito profesional y el éxito personal. Sobre esa migración que cambió para siempre España, del campo a la ciudad: de Olías o de Zamora o de Palencia, pero siempre a Madrid. Una reflexión sobre el paso del tiempo, sobre el envejecimiento: el nuestro y el de nuestros padres. Sobre la soledad, sobre los hijos que no llegaron. Sobre los silencios que destruyen las relaciones. Sobre el destino y sobre su némesis, el azar. 

Una novela sobre la vida, desocupado lector...

7.2.21

Ofensas y tal

 Llego a través del universo de Arcadi a esta cita de Salman en su blog. Disfrútela lector:

“Nobody has the right to not be offended. That right doesn’t exist in any declaration I have ever read.

If you are offended it is your problem, and frankly lots of things offend lots of people.

I can walk into a bookshop and point out a number of books that I find very unattractive in what they say. But it doesn’t occur to me to burn the bookshop down. If you don’t like a book, read another book. If you start reading a book and you decide you don’t like it, nobody is telling you to finish it.

To read a 600-page novel and then say that it has deeply offended you: well, you have done a lot of work to be offended.”

6.2.21

El laberinto catalán

Estas cosas que cuenta en The Objective José García Domínguez, personaje tan atrabiliario como interesante, son muy relevantes para entender el laberinto catalán. No se pierda la serie, desocupado lector, una serie que se adentra en esas cosas que nadie cuenta pero que todos saben: "la variable determinante para adivinar si un catalán, uno cualquiera elegido al azar, resulta ser nacionalista o no, el factor crítico que explica su adscripción nacional subjetiva, sigue siendo la resultante de cruzar el lugar de nacimiento de sus padres con la lengua vehicular que utilizaba con ellos en la infancia."



5.2.21

Los (33) Justos

Hubo justos en el País Vasco. No fueron muchos, los más callaron. Los más cambiaron de voto. Los más miraron para otro lado. Muchos se convirtieron en cómplices, pero también hubo justos. Claro que los hubo. Y volver a leer el País de un día como el 28 de mayo de 1980 es reconciliarse un poco con la sociedad vasca. Fueron solo treinta y tres, pero fueron de lo mejor de una sociedad a la que el terrorismo nacionalista y de extrema izquierda cambió, a peor, para siempre. Honor y gloria a Eduardo Chillida, Gabriel Celaya y a todos aquellos que se atrevieron a denunciar, en los años de plomo "la violencia que nace y anida entre nosotros" 


4.2.21

Número algo quinqui

Me puse ayer con el número de enero de la Revista de Occidente. Les ha salido algo quinqui, la verdad, y ya lo siento. Un texto rancio, sacado de 1980 más o menos, cuando toda esa morralla postestructuralista, postmodernistas, postrelatista y potsnosécuántascosasmás era hegemónica en la universidad. Jeremiadas y derrotismo profesional empaquetado citas de Zizek y demás apóstoles del caos y la ruina:

Algunas  perlas: 

"[...] una situación en la cual España vuelve, debido a su impresionante historial de fiascos históricos [...] a ser la apestada de Europa (página 5).

"Una cierta desinhibición libertaria antiestatalista en los sectores reaccionarios" (página 22)

"La misantropía es por derecho la respuesta a la violencia simbólica que en el corazón de una existencia se siente que ejerce el cuerpo de lo social" (página 36).

"Este nuestro mundo ha devenido, en verdad, un universo de exilio global, que resulta, -por ahora y en buena medida- antinatural". (Página 41)

"[...] el bajísimo nivel de la filosofía contemporánea. Cientos -quizá miles- de filósofos han escrito o hablado sobre el coronavirus y, la mayoría de las veces, el resultado ha sido entre trágico y esperpéntico"

En fin...



3.2.21

Fariña

Nos acercamos a ver, cosas de los Reyes, Fariña al Cofidis Alcázar. La obra es magnífica, muy buena, la verdad. No me imaginaba cómo convertir el -magnífico- texto de Carretero en un libreto de teatro,y los autores lo logran de una manera espectacular. Hay algo en esta historia, quizá en el autor, que la hace diferente: gran libro, gran serie y gran obra de teatro. No se lo pierda.  

2.2.21

Movilidad, roce y comunidad imaginada

No está muy estudiado en qué medida el cese de actividades transversales, esas que favorecían la movilidad en todo el territorio, ha debilitado los vínculos de lealtad entre ciudadanos. Cada vez menos funcionarios nacionales, cada vez más territorios donde "de facto" no se puede ir (Gerona, Guipúzcoa...). El espacio imaginario compartido disminuye. Y me pasa a mí, que ya leo las cosas que pasan en Munguía o en San Esteban de Guialbes como si pasaran en otro país. Interesante a este respecto lo que publicaban en Nada es gratis sobre el contacto y la identidad. No se lo pierda, lector. 


1.2.21

Seguimos con las series

Acabamos en Movistar la de La chica del tambor, basada en una novela de John le Carré. Un buen acercamiento al mundo del terrorismo y los servicios secretos en los años setenta, con un guion confusamente onírico que se sigue con atención. 


También vimos, empujados por la afición, The Undoing, en HBO. Ya ni siquiera se traducen los títulos. Es la primera vez que Hugh Grant -hermano cósmico de nuestro Jorge Sanz-, hace un papel de adulto. Bien hecha, bien interpretada y con un buen guion. 



31.1.21

Léxico leonés

Un repertorio de léxico leones recopilado en los los noventa y que consulto de vez en cuando lleno de melancolía. Lo hago en días como hoy, domingos oscuros: viajo a la infancia y está mi tía acochándome mientras mi abuela me habla del filandar que tenían al serano las noches de septiembre mientras mi abuelo vuelve con el manal y mi padre guarda el zacho y la rastriella con el resto de la herramienta. 



30.1.21

Bajo el silencio y en filmin

No sé si lo comenté, caro lector, pero descubro Bajo el silencio se puede ver en esa maravilla catalana que es Filmin. El sistema de bonos está muy bien pensado y permite ver cosas sin casarte con la plataforma. Han pasado los años y, como dice Arteta, la última víctima del terrorismo nacionalista ha sido la verdad.



Hay que verla, que toda ayuda es poca para gente como Iñaki Arteta 



29.1.21

(Sin) Complejos

Descubro fascinado que Sergi Pàmies escritor catalán en lengua catalana, es en realidad Sergi López Pàmies y que es hijo del comunista Gregorio López Raimundo y nieto del también comunista Tomás Pàmies...

Qué pedrigrí. Qué cosas.

28.1.21

Postperiodismo

Llegué, a través del universo del maestro Arcadi Espada, a una reflexión de Jerry Coyne sobre el postperiodismo. Está en inglés y es tan interesante como provocadora:

In other words, the news situation is very dire. The thesis of this City Journal article by Martin Gurri is that the mainstream media (MSM to the cognoscenti) has entered a “post-journalism” phase in which objectivity of news coverage isn’t the goal. That goal has been replaced, argues Gurri, by journalism that caters to a niche audience, aims to keep it coming back by scaring it, and makes no pretense of evenhanded coverage. That’s what the WaPo and NYT seem like to me

No se la pierda, lector.  

27.1.21

¿Quién fue?

Hace años, siendo casi un niño, leí en algún sitio la historia de Dan Cooper, el misterioso secuestrador aéreo que pidió cuatro paracaídas para finalmente saltar él solo al suroeste del Estado de Washington. El otro día encontré en Movistar el documental de la HBO sobre su caso y me gusto más de lo que pensaba. Una historia bien trenzada y, al fondo, la necesidad que todos tenemos de sentirnos especiales, por eso hay tantos que reivindican saber quién era el criminal:


Vimos por fin el Tenet, de Christopher Nolan. Su cine es tan complicado como agradable de ver. Vemos el tiempo de manera lineal y así es muy difícil. Me gustó más Interstellar, pero esta se ve con interés. Y un magnífico Branagh, por cierto



26.1.21

Spinoza y la ilustración judía

Algunas notas, ya finales, sobre el libro acerca de Spinoza, que luego todo se me olvida. Baruc nunca se sintió demasiado hebreo, ni judío, asegura el autor. La suya fue siempre una identidad de huida, y esa es la mejor manera de comprender el carácter cultural -artificial- de todas las identidades. Quizá un bisabuelo rayano, un abuelo nacido en Lisboa, un padre nacido en una aldea alentejana, él ya en Bruselas. siempre errantes. No me extraña que fuera, como señala Frederic, partidario de la asimilación, convencido de que esta asimilación favorecería la emancipación de los judíos. Descubro en el libro que  esta idea influyó en uno de los fundadores de la Haskalá, el movimiento ilustrado judío, Mosses Mendelsshon, aquel que cambió su apellido en favor de la asimilación. Los ilustrados judíos. Otra gente peligrosa.

25.1.21

Algunas cosas más sobre Baruc

Algunas reflexiones sobre y de Spinoza, un hombre que, como señala Lenoir en El milagro Spinoza "fue sin duda tan conocido en Europa por su pensamiento como por la calidad de sus vidrios" y es que hay que tener en cuenta que, en aquella época, ser pulidor de lentes era un oficio glamuroso y propio de lo que hoy definiríamos como de "alta tecnología".

Algunas citas, para tenerlas ahí, a mano:

  • "El hombre no es un imperio dentro de un imperio" (Prefacio al Libro III de la Ética).
  • "No burlarse, no lamentarse, no detestar, sino comprender".
  • En relación al supuesto carácter de elegido del pueblo hebreo, señala que "La alegría que se experimenta creyéndose superior, si no es infantil, no puede nacer más que de la envidia y de un corazón malvado".
  • Las leyes de la naturaleza son, en realidad, los "decretos eternos de Dios".
  • "La voluntad de Dios, ese asilo de la ignorancia" (en el Libro I de la Ética)
  • Una visión monista del mundo, dios y el mundo son los mismo, frente a la visión dualista, por ejemplo del cristianismo y el judaísmo. 
  • Einstein: "No creo en el Dios de la Biblia, pero sí en el dios cósmico de Spinoza"
  • Como señala el autor, resumiendo el pensamiento del marrano: "El ignorante siempre será esclavo de sus pasiones, y finalmente desgraciado, porque está encadenado a sus afectos, cuyas causas ignora, mientras que el sabio obra bajo la guía de la razón y será feliz, ya que está liberado de la servidumbre de la ignorancia y de las pasiones". Es por ello que la libertad se opone a la opresión, pero no a la necesidad. 
  • "La multitud es incapaz de percibir las verdades un poco profundas
  • "Todo lo que es precioso es tan difícil como raro"
  • "Los hombres se creen libres porque tienen conciencia de sus voliciones y de sus apetitos, y no piensan, ni siquiera en sueños, en las causas que les disponen a desear y a querer, porque las ignoran

22.1.21

De dioses y de hombres

A vueltas con el libro de Spinoza de Frederic Lenoir. Una crítica la religión organizada: cuando los prejuicios se convierten en supersticiones y todos piensan que han de honrar a su dios para que les haga caso. 

Un paso similar al que cuenta Harari: el ser humano moderno pasó del animismo al politeísmo. De ahí al henoteísmo (un dios principal, como Amón o Zeus) y luego al monoteísmo (Atón, Ahura Mazda)

Y es que, con la revolución neolítica, hace unos 12.000 años el ser humano comenzó a sedentarizarse. En aquel momento y poco a poco, "el hombre dejó de considerar que la naturaleza estaba encantada y poblada de espíritus, y reemplazó esos espíritus por los dioses de la ciudad, a los cuales rendía culto con el fin de obtener protección contra sus enemigos y la ayuda que necesitaba para vivir", como señala el autor en la página 91 del libro.

Los dioses, esa forma de conseguir que los niños duerman tranquilos las noches de tormenta...


21.1.21

En la muerte de Baruch

Rematé El milagro Spinoza, de Frederic Lenoir

Notas familiares. Su padre Miguel -Micael-, nació en Vidigueira, cerca de Beja, en el Alentejo. Este Miguel era hijo de Pedro Isaac Espinhosa nacido en Lisboa y que pasó por Francia -estaba en Nantes en 1593- con su familia antes de acabar en Amsterdam. Pedro, el abuelo de de Baruc, murió en 1627, por lo que no llegó a conocer a su nieto. Es verosímil, por cierto, pensar que este Pedro Isaac fuera nieto de judíos expulsos...

Cuenta el autor al final del libro que Espinosa padecía tuberculosis desde los veinticinco años. Y que sabía que no viviría mucho. Nacido en el 32, a finales del invierno del 77 murió en su habitación un sábado a las tres de la tarde, apenas con cuarenta y cinco años. Lo inhumaron en la iglesia protestante del pueblo pero unos años después, y al no renovar su concesión funeraria, sus restos acabaron mezclados con otros en el cementerio del pueblo. 

Su hermana Rebeca, que llevaba años sin hablarse con él, se presentó a heredar, y al ver que no había más que deudas, renunció a la herencia. Los libros de Benito se vendieron poco después en pública subasta...

Y dos apuntes finales: eligió como divisa "caute" (desconofía) y desconfió tanto que publicó su Tratado teológico-político de manera anónima y con un falso pie de imprenta; y no quiso publicar su Ética en vida...

Benito. Uno de los nuestros, hermanu

20.1.21

España y las Marianas

 Un tema poco conocido de la historia de la Monarquía: nuestra presencia en las Marianas, el pacífico español. Se puede seguir en directo hoy en el canal de la UNED, organizado por el IUG Gutiérrez Mellado. No se lo pierdan, aquí:


19.1.21

Del frío inglés al mediterráneo

Nos pusimos con Muerte en Salisbury, una miniserie sobre el intento de asesinato cometido por el Estado ruso contra Skripal, un antiguo espía canjeado años atrás. Fue el primer ataque con armas químicas producido en Europa en décadas y dejó un rastro de muerte y angustia que allí habrán tardado en olvidar:



También con Los Durrell, que salió de Filmin y está ya en movistar. El primer, y quizá único, premio literario que gané en mi vida tuvo como premio Mi familia y otros animales... ¿Cómo no voy a estar feliz viéndola convertida en serie?:



18.1.21

El pleito por la sierra y los vasallos (I)

Volví a ponerme, tantos años después, con el Memorial III -vía Archivo Histórico Nacional-, del pleito de los Benavente por la nuestra sierra. Tantas horas de charla, y por venir, con el mi amigo Lauru. La historia, ya lo conté, es conocida, Maria Pacheco Portocarrero y su hija Beatriz pleitean contra su hijo y hermano, el conde Alonso Pimentel, asegurando que durante el matrimonio de la Pacheco con Rodrigo Alonso Pimentel "ganaron y adquirieron, mejoraron y multiplicaron entre ellos ciertos vasallos en Sanabria y así mismo labraron la fortaleza de Sanabria, y cercaron la villa y asi mismo compraron ciertos vasallos de Juan de Losada y su padre y otros muchos bienes".

El memorial es interesante para recuperar nombres y personas. Comparece por ejemplo como testigo Leonor de Melgar, viuda de Diego de Losada -que falleció en Braganza, donde vivía por "haber seguido el partido del rey de Portugal"- y descubrimos también que el último Losada "dejó cuanto tenía a esta testigo, porque murió sin dejar ni tener hijo ni hijas".

El hijo presenta en el juicio, a mayores, "la merced que la señora Reyna Católica le hizo de los bienes de Diego de Losada". Muy interesante, porque no lo había visto nunca...


16.1.21

Pérdidas y olvidos

Sasa Stanisic ayer en El Mundo, y esta reflexión sobre la pérdida y el exilio: "No existe una experiencia universal de pérdida, cada pérdida es una experiencia íntima. Casi siempre es dolorosa, pero, a veces, olvidar es una bendición", explica Stanisic, escritor bosnio crecido en Alemania. "Cada persona reacciona y actúa de una manera diferente a las quiebras en su biografía. Algunos miran hacia adelante. Dicen: lo que se perdió, perdido está, a otra cosa. Luego está la gente nostálgica, que busca algo que lo reconforte en lo que quedó detrás. Algunos nostálgicos son luchadores: quieren volver a su país y a la vieja vida, aunque ya no existan. Y están los pragmáticos, que tienen buen humor y dicen: en casa es donde estoy bien, así que trato de asegurarme de que estoy bien. Cualquier forma de relacionarse con la propia historia está bien [...]"

15.1.21

Relatores

Habrá que hacer algún día un relato administrativo de la pandemia. Del papel del ministerio de sanidad, en concreto. Un ministerio maría, devaluado, sin personal para enfrentarse a todo esto. Y luego las palabras, que generan la realidad y todo lo contaminan: "Sanidad notifica 38.869 contagios", "Notifica", como si en el ministerio fueran simplemente notarios de lo que pasa. "Vienen días duros por la relajación de Navidad" señala Don Simón, como si la cosa no fuera con ellos; como si se limitaran a dar el parte de una realidad ajena y lejana. Como se quejaba Marx de los filósofos, relatan lo que pasa porque renunciaron a intervenir para cambiar la realidad. 

Así de postmoderno. Así de real. Así de duro. 

14.1.21

Quintá (y II)

A vueltas con El hijo del chofer, de Jordi Amat en Anagrama. El libro es bueno, y pone negro sobre blanco muchas cosas que ya se intuían en Cataluña. Como que Pujol se aseguró su futuro -y el de los suyos- con lo que robó en Banca Catalana  -qué momentazo la plaza llena de paletos gritando "Jo,  Pujol" a finales de mayo de 1984-.

Me interesa el papel de Josep Pla y su Camelot, ese ambiguo entorno del catalanismo de negocios, españolista cuando toca en los años pares y secesionista cuando no toca en los impares. Y me interesa también el papel del padre ausente, que desatiende a su hijo, y los regueros de frustración que ello deja en la mente de un crío que termina loco. 

En el debe, en cuanto le das carrete, el autor se tira al monte. En apenas un par de páginas habla de "unionismo mediático", de la "agenda mediática del unionismo" y de la cadena "ultra Intereconomía" (en páginas 228 y 229). Nombrar es crear realidad, y hablar de unionismo para definir la resistencia constitucional al nacionalismo en Cataluña es usar el lenguaje de los supremacistas. Un lenguaje y una terminología -el del supremacismo catalán- en la que la ultraizquierda de la CUP es considerada como un partido de “la izquierda radical". Leer para creer. 

Buen libro, en cualquier caso...


13.1.21

Quintá (I)

Me puse con El hijo del chofer, lo de Jordi Amat publicado en Anagrama. Pudo más mi interés por el siniestro personaje que mi poco aprecio -intelectual- por el autor: ya conté aquí que no me gustó su ensayo, exquisitamente equidistante, sobre la sedición de gran parte de las élites nacionalistas catalanas en 2017. Aún así, me lancé...

A Alfons Quintá lo conozco desde hace mucho tiempo, no en personas, por supuesto. Hace veinte años, repasando la creación de la televisión (nacionalista y) pública catalana, me topé con un par de reflexiones suyas escalofriantes, publicadas con motivo del décimo aniversario de sus emisiones (TV3, 10 anys): "La base de nuestra existencia nacional es, en primer lugar, la lengua. Es lo que determina nuestra forma de ser y, a la vez, es su más importante consecuencia" -sustituya, caro lector, "lengua" por "raza" y vuélvalo a leer...

"No se es buen catalán leyendo a Bernat Metge y, a continuación, pidiendo un café en el bar de la esquina en castellano".

Buenos catalanes frente a malos catalanes. Este tipo era Quintá. De aquella basura vienen estos lodos: un ladrón encargó a un asesino psicópata construir una televisión nacionalista. ¿Qué podía salir mal? 

12.1.21

Sobre las redes, y sobre el Capitolio

Irónico y provocador, Arcadi Espada estuvo fantástico el domingo en su carta en El Mundo. Es el análisis más brillante que he leído sobre lo que sucedió la semana pasada, y también el más profundo. Esta verdad, tan dura y tan real: "Ian Bremmer escribe que el modelo de negocio de las empresas de redes sociales es incompatible con una sociedad civil sana. Sin duda. Twitter gana dinero no por las opiniones -esta misma- que Bremmer expresa allí. Lo gana con la gestión del odio, la vanidad y las mentiras."

Pues ya está...

10.1.21

Los amigos de Baruch

Empecé El milagro Spinoza, la vida y la filosofía del marrano holandés puesta en contexto en un breve ensayo por Frederic Lenoir. Algunas cosas que me interesan del libro y que no recordaba del libro de Albiac sobre la sinagoga vacía:

  • Su vida personal, de joven, fue una sucesión de desastres: vio morir muy joven a su hermanastro, a su madrastra y luego a su padre y a su hermana Myriam.
  • El Herem con el que lo expulsa su comunidad tuvo lugar en julio del 56, cuando Baruch - Benito tenía apenas veinticuatro años.
  • La influencia que en él ejerce el radical Van den Ende, protodemócrata y colgado en la Bastilla por orden del Rey en noviembre del 74.
  • Uno de los libros que tenía en su biblioteca cuando murió fue el Quijote, otra obra de un manchado...
  • Sus amigos, en fin, Simon de Vries personaje clave en los colegios del Leiden de la época; su editor y amigo Jan Rieuwetsz y su gran y mejor amigo, Jarig Jelles. Personajes todos ellos clave para entender la evolución de Benito desde su temprana salida de Amterdam...

8.1.21

Mujeres asesinadas

Arcadi Espada ayer en El Mundo. A vueltas con la violencia doméstica. Hay que temas que son tan peligrosos cuando los tratas como cuando no los tratas, y el entorno cultural de las mujeres asesinadas por sus parejas o ex-parejas es uno de ellos. Si se habla de estos entornos, ¿se alienta el racismo?, si no se habla, ¿se está favoreciendo que se produzcan muertes potencialmente evitables?

Ese barro difícil y mal pagado...



7.1.21

El Estado y tal

España para el tal Espinar, y para muchos de su generación. Esta izquierda sin patria, fascinada por las patrias carlistas de toda la izquierda periférica. No se pierda, caro lector, esta razonable reflexión de Juan Claudio de Ramón sobre España para la izquierda. Claro que España es una construcción artificial, como lo son todas las naciones, y claro que es una identidad antigua. El problema lo tenemos por una izquierda inconsistente en estos temas que "da en pensar España como un mera superestructura, un traje jurídico mal cortado para un número incierto de «pueblos» que, al contrario que España, serían realidades tan naturales y sólidas como el macizo de Montserrat o el monte Gorbea". 



5.1.21

¿Vidas rotas? Claro, pero no solo

Estas cosas que saca El Pais, y en general toda la prensa a su izquierda. Relatos desgarradores de familias rotas por la dictadura. No acabo de entender qué buscan. Está claro que esta gente sufrió, y mucho, pero estas narrativas obsesionadas solo por el sufrimiento de un lado lo único que hacen es generar una idea hemipléjica de nuestro pasado. Hay que poner al lado de este relato, justo al lado, el de ese joven sacerdote de un pueblo de la sierra de Madrid, sacado de su casa, torturado en una cheka, en ocasiones castrado, y luego asesinado en Paracuellos. Y todo porque a sus asesinos no les gustaba su oficio. Y hay que contar también la historia de esa madre, digamos Paula, quizá viuda, que vivía con él y se pasó la guerra sola y señalada como "madre del cura" en territorio enemigo, viviendo de la caridad de algunas buenas personas. 

Sólo con un retrato completo entenderemos aquel horror. Un país de mierda, del que nadie en su sano juicio puede estar orgulloso. Ni los hunos, ni los hotros... 



4.1.21

La matanza del Correo y el siniestro papel de Eva forest

Quince personas asesinadas en Madrid el 13 de septiembre de 1974. Y más de cincuenta heridas. El brutal atentado de la calle del Correo, cometido por ETA en 1974, no se hubiera llevado a cabo sin la colaboración de la extrema izquierda estatal. Para entender el siniestro papel que jugaron personajes como la repugnante Genoveva Forest hay que escuchar este documento de Radio Nacional. Lidia Falcón reconoce aquí que la idea de poner una bomba allí fue de la tal Forest. El resultado de la brillante actuación de la intelligentsia de la izquierda más extrema fue de quince personas asesinadas: asesinado un mecánico llamado Antonio Alonso, asesinada su joven mujer, María Jesús Alonso; asesinada la maestra Francisca Baeza; asesinado el panadero gallego Baldomero Barral y asesinada su mujer María Josefina Pérez -dejaron tres niños huérfanos-, asesinado el ferroviario Antonio Lobo; asesinado el anciano Luis Martínez; asesinada la administrativa Concepción Pérez; asesinada la joven estudiante María Ángeles Rey; asesinado Gerardo García, que dejó tres niñas huérfanas; asesinado el cocinero de la cafetería Francisco Gómez, que dejó huérfanas a dos niñas de apenas dos y cuatro años; asesinado Manuel Llanos, camarero de apenas 26 años, y asesinado en fin Félix Ayuso, que sobrevivió dos años de agonía después del atentado, con muy graves secuelas,  para fallecer en enero de 1977.

Quince personas asesinadas. ¿Qué pensaron el par de niñatos -una pareja de mierdas, de impecable pedigrí nacional-vasquita-socialista- que dejaron la bomba mientras salían de la cafetería? ¿Miraron a la cara de la gente que estaba tomando un café? ¿Nadie les dio pena? ¿Les dio igual saber que iban a morir por su culpa a los pocos minutos? 

Bueno, al caso. Que si derogamos la ley de amnistía, que vayan haciendo también un busca y captura para la Forest -así, como hacía Garzón con los muertos- y que todos los asesinos implicados en aquella matanza, paguen por lo que hicieron